MARTES, 8 de enero

El Instituto de Conservación de la Naturaleza y los Bosques (ICNF) admite la necesidad de adoptar nuevas medidas para prevenir el atropello de linces en el municipio de Mértola.

La semana pasada se encontró otro lince ibérico muerto en la carretera nacional 122, a unos 10 km de Mértola, junto a la Herdade da Cela, con "señales de atropellamiento". Fue el segundo caso registrado en aquel lugar ya señalado como un "punto de negociación".

Pedro Rocha, coordinador del Instituto de Conservación de la Naturaleza y de los Bosques en el Alentejo, subraya que ya se han tomado algunas medidas.

El mismo responsable considera "que es necesario que se continúen desarrollando medidas y encontrar soluciones para que la mortalidad no suceda de esta forma".

Fuente: Rádio Pax (Seguir leyendo)